viernes, junio 16, 2006

Introducción : Harry


Da miedo la facilidad con la que tu vida entera se puede ir al infierno, yo no era mas que un chaval normal, me gustaban el fútbol, las chicas, el alcohol...

Pero todo se fue al carajo la noche que me dio por ir a echarme un porrillo al parque. Un tío con muy malas pintas se me acercó y me pidió fuego, cuando me quise dar cuenta estaba rodeado de jodidos vampiros. Los muy chupópteros me rodearon y se prepararon para atacar. Yo ya me daba por muerto cuando... no sabría explicarlo bien... Era como si el tiempo, el mismísimo tiempo se hubiera detenido. Allí estaban los vampiros como congelados en el aire. Abrí los ojos para ver que pasaba y me quede de piedra. Una voz por detrás me llamó por mi nombre, me di la vuelta, el se acercó y me tocó la frente con sus dedos.

No... no tengo muy claro lo que vino después. Lo primero que recuerdo es la lluvia, el trapiquetear de la lluvia sobre mi rostro logró sacarme del dulce abrazo de la inconsciencia. Me encontré tumbado en la hierba, solo, semidesnudo. Las pocas ropas que tenía destrozadas. Intenté incorporarme pero un dolor agonizante en la cabeza me convenció de que era una mala idea.

Descubrí que mi piel se había vuelta tan densa que era prácticamente imposible atravesarla, y unos poderes telepáticos que desafiaban a la razón. Desde entonces cazo vampiros en Linston, Illinois. Lugar donde nací y me crié. Se me conoce solo como Harry, el cazador.

3 Comments:

At 1:34 p. m., Blogger yojimbo said...

Harry, me ha encantado tu trasfondo y tus fotos, qué viva el fotoshop

 
At 11:29 p. m., Blogger Harry said...

jeje, Gracias. Y que viva Alex Ross!! Joder! Si! XDD

\m/(-_-)\m/

 
At 11:33 p. m., Blogger Harry said...

por cierto, la mascara es blanca. jeje. ups!.

 

Publicar un comentario

<< Home